Nuestra web usa cookies propias y de terceros para mejorar la navegación Aceptar.
Puede conocer nuestra política de cookies .
  

.
EL TEMPLETE
 
 

DE UNA BASÍLICA A UN RINCÓN     

   
    

JULIO DOMÍNGUEZ ARJONA 
23 de Enero   de 2016

En el año 1910, en  la calle de Quevedo de Sevilla ,  el pueblo sevillano  mostraba una devoción inusitada a una Milagrosa ; que  desde hacía unos años, por una limosna era llevada a las casas de los devotos que lo solicitaban, y al parecer el éxito de curasiones era elevadisimo .-

En  Noviembre de 1918, se estableció en la calle de Quevedo número 10, la Asociación de la Santísima Virgen de la Medalla Milagrosa, incluso el entonces Cardenal Almaraz,  Arzobispo de Sevilla, la erigió canónicamente e impuso la primeras medallas a los primeros asociados en medio de una exhortación por la devoción a la Virgen bajo la  advocación de la Milagrosa.

Pero la cosa fue a mas, a muchísimo mas ,  el entusiasmo,  la devoción,  la fe,  llegó a tal extremo que se planteó construirle un templo con hechuras de Catedral  Sería en los  terreno antigua propiedad de los duques de Tarifa que habian sido adquiridos por la Compañia de Jesús  en la zona conocida como "la Huerta del Rey", el  Palacio de la Buhaira, pensandose como arquitecto nada mas y nada menos que el genial Anibal Gonzalez que lejos de descartalo se embarco en el proyecto , un proyecto financiado por donativos de fieles, devotos , etc .-



La autoproclmada  Basílica de la Inmaculada Milagrosa ,  un enorme templo neogótico de planta rectangular, de 120 metros de largo por 75 metros  de ancho y con una fachada de 40 metros de alturas, con  dos torres gemelas de 100 metros de altura ( mas altas que la Giralda ) .-

El 5 de Mayo de 1928 con la presencia nada mas y nada menos que  del Rey Alfonso XIII y su séquito  , asistiendo a  la bendición del Cardenal Don Eustaquio Ilundain se colocó la primera piedra , y las obras comenzaron a avanzar rápidamente, cimentándose todo el recinto y comenzándose el alzado de los pilares .-

Pero .....pero, el destino tenia otros planes . El 31 de mayo de 1929 se muere  Anibal González , lo que supuso la paralización de las obras, primero provisionalmente,  y luego ya de forma definitiva., quedando al dia de hoy  la enorme base cimentada del frustrado  templo y asi como a modo de restos arqueológicos los  pilares truncados de unos tres  metros de altura que subsisten aún escondidos  por la actual  Avenida de la Buhaira , proximo al  Colegio de Portaceli.-



Por si todavia no se han situado en la zona contorneada en rojo está



Y por pobre Virgen Milagrosa , de acabar en el altar mayor de una "Basilica" gigantesca , acabó en San Lorenzo ( que tampoco es mas sitio )  arrinconada en la capilla del Cristo de las Fatigas ( ver foto del encabezamiento ) . La vida ....




VOLVER A DIRECTORIO
VOLVER A LA PAGINA PRINCIPAL